sábado, 29 de junio de 2019

Lola Fontecha en modo naturaleza agonizante.



Adios al tic tac del reloj.


Vomito el veneno que me insuflas 
en acompasado escarnio
y pierdo el sentido
con el fuego provocado.

Tus golpes certeros a mi existencia
te restan vida y no te enteras.
Y no lo entiendo 
ya que soy latido en tu cuerpo.

Me matas, 
me maltratas, 
y me abofeteas en la cara
con el plástico en el que envuelves
la vida que llena tu mesa.

No, no lo entiendo,
muerdes la mano que te da de comer
y me pisas tan fuerte,
que me dejas sin aliento.


jueves, 25 de abril de 2019

Llamaste como sin querer.


Posaste engalanada de verde, llamaste mi atención y leí tu poema dando vueltas de tuerca a las letras que nos marcan el camino. En ese instante, el verso floreció otorgando la belleza que te correspondía.

Buen día, mundo, hoy más fuerte si cabe el amor debe estar posado entre los segundos que marca el reloj.

miércoles, 17 de abril de 2019


Idioma que solo entendamos tu y yo, inventando palabras, un código especial, nuestro lenguaje... Amor se respira amor, en cada palabra, en cada frase...

martes, 9 de abril de 2019

Por fin te encontré...


Por fin te encontré

Tropecé con tu mirada
y la nada suspiró de nuevo al alba.

miércoles, 3 de abril de 2019

Cabalga de nube a nube



Cabalga de nube a nube, un corcel alado que dibuja paisaje de osada valentía.

No te olvides de aquella promesa escrita con la sombra de una tiza..., nos vemos entre las líneas de un pensamiento, cualquier día de estos.

Lola Fontecha en modo libertad.

miércoles, 5 de diciembre de 2018

Simplemente


Cosas de Lola





Te levantas una mañana, pensando que todo está conseguido y encuentras que se evaporó en una mañana de niebla y que de nuevo tienes que emprender camino.

Otros en cambio te muestran que el acierto o el desatino, está en las manos equivocadas y gritas ante el hastío. Que me sueltes destino, que quiero escribir mi libro y con esa tinta que destilas no soy capaz ni de empezar un signo.