miércoles, 19 de agosto de 2020

Tú, llegaste para marchar...



En el momento justo llegaste a mí, paso a paso, con las alas mojadas e indefensa. Tu independencia se veía en peligro, pero no podías estar en mejores manos. El sol se ocupó del resto y tu vuelo me enamoró, más si cabe de ti. Jesús Chica te trajo a mí y mi hija Ruth, inmortalizó el momento. Gracias a l@s d@s.

lunes, 13 de julio de 2020

Marchó sin aspavientos y abrazó el mejor presente, aquel que llaman momento.


jueves, 21 de mayo de 2020

Brota y aporta a la vida una razón de premisa.




La vida brota y tú sabes cuanto me gusta beber de ella. Hoy principias un antes y un después, al sentir muy cerca el camino por andar y yo, apartaré las malas hierbas para que acomodes tus ojos al paisaje que te espera.